28 jun. 2015

Reseña: Buscando a Alaska









TÍTULO ORIGINAL:  Looking for Alaska
AUTOR:  John Green
EDITORIAL: Nube de Tinta
SAGA: No
AÑO: 2005 (pero traducida al español en 2014)
GÉNERO: Juvenil, libro de libreta (posteriormente explico este género inventado por mí)
Nº DE PÁGINAS: 300
PRECIO: 14,95





           Buscando a Alaska es la novela debut  de John Green ( de aquí en adelante puede ser referido como “el puto amo” o “Dios”), famoso por ser el autor del ya bestseller Bajo la misma estrella. Como habréis podido comprobar en el paréntesis previo soy un gran fan del escritor de Indianápolis. Me he ido leyendo sus libros conforme los han ido traduciendo al español y me  ha hecho inventarme un nuevo género literario, el de “libros de libreta”, libros que es necesario leer con un cuaderno al lado para ir anotando todas las frases interesantes sobre la vida y, especialmente, sobre la adolescencia.

        Tenía muchas ganas de leer este libro que llevaba ya varios meses en mi estantería, pero tengo bien claro que, como hay pocos libros de John Green, los tengo que racionalizar a lo largo del año y decidí que hasta que no me sacara el carnet de conducir no iba a leerlo, al igual que hasta que no apruebe todas las asignaturas de este año no puedo  leerme Will Grayson, Will Grayson. Lo que os quiero decir con esto es que los libros de John Green son un premio para mí y que voy a ser especialmente subjetivo  con esta reseña.

        Y, bueno, después de la parte autobiográfica, vayamos con el análisis/opinión personal. 

SINÓPSIS


       Antes: Miles ve cómo su vida transcurre sin emoción alguna. Su obsesión con memorizar las últimas palabras de personajes ilustres lo lleva a querer encontrar su Gran Quizá (como dijo François Rabelais justo antes de morir). Decide mudarse a Culver Creek, un internado fuera de lo común, donde disfrutará por primera vez de la libertad y conocerá a Alaska Young. La preciosa, descarada, fascinante y autodestructiva Alaska arrastrará a Miles a su mundo, lo empujará hacia el Gran Quizá y le robará el corazón...


     Después: Nada volverá a ser lo mismo. Buscando a Alaska es la novela debut de John Green, autor de Bajo la misma estrella, con la que se granjeó de la noche a la mañana el reconocimiento de lectores y críticos. Miles, un joven que busca su destino, y Alaska, una chica perdida en el laberinto de la vida, se enfrentan a preguntas intemporales: ¿qué significado tiene nuestra existencia?, ¿podemos llevar una vida plena tras vivir una tragedia sin resolver?








El libro está dividido en dos partes, el Antes y el Después. Un hecho muy importante y desconcertante marca la división entre estas dos partes y hará que la vida de Miles cambie sustancialmente.

Buscando a Alaska está protagonizado por Miles, que nos va contando en primera persona su vida (los libros en primera persona son otra de mis debilidades). Miles es el típico niño marginado  y con 16 años no tiene amigos en su actual instituto, así que decide ir a un internado al que fue su padre, Culver Creek, el cuál será su nuevo hogar y dónde conocerá lo que es la amistad.

Miles es un chico introvertido, aficionado a memorizar las últimas frases de gente importante y que llega al Creek con la intención de encontrar su Gran Quizá, en honor a las últimas palabras de Rebelois.

                En su primer día en el Creek conoce al que sería su compañero de habitación, Chip (alias, “el Coronel”), el cual le presentará a Alaska Young, una chica de la cual Miles (alias “Gordo”) se va a enamorar perdidamente (¡qué sorpresa!). Luego aparte está Takumi, un tío muy majo pero que realmente hasta la segunda parte del libro no tiene una gran relevancia.

                Pero realmente el libro narra cómo Miles por fin conoce el mundo de verdad y la adolescencia. Empieza a fumar, a beber, a hacer trastadas y, en definitiva, todo aquello que no había hecho antes. Mientras va conociendo a la Alaska bipolar, esa chica que pasa de estar de buen a mal humor en décimas de segundo, mientras ambos filosofan sobre el sentido de la vida y “la forma de salir del laberinto”.

                Alaska desconcertaba a Miles, este no la puede comprender y es ese misterio el que envuelve a nuestros dos protagonistas hasta el final y especialmente en la parte del Después.

                También es necesario hablar de Lara, la primera novia de Miles. Lara es una chica rumana que en principio puede tener un papel secundario, ya que  apenas habla con nuestro joven protagonista, pero que le va a enseñar mucho sobre el amor y  sobre la amistad.

                En definitiva la historia trata de cómo Miles se consigue integrar en una pandilla de amigos y de las ventajas que ello trae: compartir historias, ya  sean tristes o alegres, y desgracias pudiendo ser él mismo. Todo esto acompañado del humor característico de un John Green que, a pesar de ser su primer libro, ya nos muestra un estilo depurado muy parecido al de sus obras posteriores.

                La parte del antes se lee muy rápido y se hace muy amena. Mientras Miles va integrándose y descubriendo nuevas emociones,  el lector vive la historia con él. A esto contribuye mucho el hecho de que Miles nos cuenta la historia en primera persona, vemos todo lo que le pasa como si nos pasara a nosotros, conociendo todos sus pensamientos. También es llamativa la división del libro, que no se hace a través de los clásicos capítulos sino que es dividido en función de los días que faltaban para el gran acontecimiento del medio del libro en el Antes, y los días que pasaban desde ese acontecimiento en el caso del Después.

                También es relevante los temas de la búsqueda de sentido, de la muerte, del más allá y de la religión que se trata de una forma abierta y sin tapujos. Hay que destacar en este aspecto al anciano profesor Hyde, profesor de  religión en el Creek que hará a Miles reflexionar de los grandes interrogantes que ya traía de casa y a los que Alaska contribuía a cimentar. De esta forma, Miles nos va dejando sus opiniones e ideas a lo largo del libro haciéndonos reflexionar (muy del estilo johngreeniano).

            Esto me recuerda a esta foto que vi por twitter y que es muy verdadera. Buscando a Alaska no es una excepción, te hará reír, te hará llorar y, por lo menos a mí, te dejará con ganas de más.

Enlace permanente de imagen incrustada
          






         Sin duda, este libro se merece un 4. Empecé a leerlo con altas expectativas pero desde luego ha cumplido con ellas. Trata temas muy diversos, desde la amistad, hasta la búsqueda de sentido, pasando por el dolor, el sufrimiento y cómo superarlos, la lealtad, el honor o el amor.


         Lo recomiendo fervientemente y, sin duda, lo volveré a leer en el futuro.






                                                                      Nota: 4/5

4 comentarios:

  1. Hola, muy buena tu reseña. Este libro lo lei hace 3 meses y fue el primero que lei del John Green, ahora ya me eh leido todos por que me volví fanática del autor. Con Este libro me paso algo muy raro por que lei super rapido la primera parte y esperaba con ansias saber que pasaba en la parte de "después", pero cuando llegue ahi lo deje de leer, odie esa historia y ese libro con todas mis fuerzas, no podría creer que algo asi pasara. Me sentía muy triste para decir la verdad. Pero bueno después de unos días lo seguí leyendo y me encanto el final que tuvo y ahora amo ese libro, es uno de los mejores, me gusta por todas las cosas que me hizo sentir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula. Gracias por leerla, por decir que está bien y por comentarla. Yo creo que a todos se nos quedó una sensación muy extraña cuando pasa lo que pasa, especialmente yo me sentí, más que triste, enfadado. Dejé el libro por uno o dos días, pero lo retomé en busca de respuestas y no decepciona. Al final casi (remarco, casi) lo acabas viendo necesario para la progresión del pobre Miles, en ese sentido, Green es el mejor. Espero que en poco tiempo pueda hacer más reseñas de John. ¡Gracias otra vez! :)

      Eliminar
  2. A dos de mis hermanas les gusta John Green (yo todavía no lo he leído). No recuerdo si fueron ellas las que me lo dijeron o si fueron otras personas, pero he escuchado que el autor tiende a matar personajes principales, ¿es cierto? No es que esté en contra de que de vez en cuando un personaje principal muera, pero creo que no soy muy dada a leer autores en los que esta tendencia sea muy marcada.

    ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Megumi. Primero, gracias por el comentario y permíteme decirte que tus hermanas tienen muy buen gusto. La verdad es que la muerte no suele ser uno de los principales temas de los libros de John Green al margen de Bajo la misma estrella. A mí tampoco me gusta que se mueran personajes a los que les he cogido cariño. Por eso supongo que no veo Juego de Tronos jaja. Un saludo.

    ResponderEliminar